QUISTES OVARICOS Y LA NUTRICION

enero 18, 2012 jose INFORMACION

La importancia y trascendencia de la nutrición no se limita solamente al aparato digestivo que debido a su localización anatómica mantiene estrecha relación con los órganos vecinos como el hígado, páncreas, vesícula, riñones, útero, ovarios, etc.  y también con sus reacciones metabólicas.

En diversos estudios realizados con mujeres se ha notado una estrecha relación entre las alteraciones digestivas y los problemas ginecológicos, ya que hay una retroalimentación entre ellos; a su vez las hormonas provenientes de los ovarios, y el calcio que se ioniza en ellos, junto con los impulsos nervios ayudan al movimiento intestinal, y éste estimula el flujo sanguíneo e influye en la temperatura de la cavidad que marca una adecuada producción hormonal, función gonadal y da el aporte de nutrientes específicos.
Si una de las dos partes de esta retroalimentación falla, la otra se ve afectada.

Cuando hay un problema intestinal ya sea con episodios de diarreas, constipación, estreñimiento crónicos, las contracciones intensas, el aumento de temperatura por arriba de los 37ºC debido al acumulo de materia fecal, da como resultado una inflamación continua que a largo plazo pueden conducir a un cambio eventual del tejido fino que se estira en los intestinos afectando los ovarios por vecindad, éstos al estar recibiendo una alta temperatura se desequilibrarán en sus funciones principales alterando la producción hormonal.

Durante los días previos a la ovulación, se desarrolla un folículo, pero en el momento en que se espera la ovulación, dicho folículo no logra romperse y liberar el óvulo, como se supone que debe ser. En lugar de esto, el líquido dentro del folículo permanece y forma un quiste que son bolsas llenas de líquido o de material semisólido, típicamente funcionales como respuesta a la alta temperatura recibida del colon y al desajuste hormonal. Aunque son frecuentes y suelen ser inofensivos, pueden convertirse en un problema si aumentan mucho de tamaño (>2cm). Los quistes grandes pueden comprimir los órganos adyacentes, provocando dolor abdominal.

Cuando el trastorno hormonal sufre mayor alteración y se sigue manteniendo temperaturas altas entonces el ovario aumentará de tamaño por el exceso de la producción de andrógenos y aumentará el número de quistes siendo así un síndrome de ovario poliquístico.

Resulta de suma importancia cuidar la función intestinal para evitar el factor de riesgo a padecer este tipo de trastornos; por ello en Ives te recomendamos el uso de fibra Tulum  o Linaza p1 y p2 junto con la malteada Life Mix Kids te ayudarán al buen tránsito intestinal y evitar así la constipación o estreñimiento al mismo tiempo de fortalecer la flora intestinal, el Calcio de Coral Ives y la crema Wild Yam, ayudará a la condición hormonal y muscular.


Deja un comentario

Powered by http://wordpress.org/ and http://www.hqpremiumthemes.com/