EL ION 20…Una solucion en equilibrio

abril 15, 2012 jose INFORMACION

El cuerpo humano necesita del calcio para muchas de sus funciones, entre ellas está la relajación muscular, el equilibrio del pH, la solubilidad de la sangre y la construcción  de  huesos, pero desde un punto de vista biofísico es necesario que cuente con cargas magnéticas para que  pueda participar en estas funciones; ya que sin éstas, el calcio será disfuncional y generará sedimentaciones que pueden llegar a causar alteraciones como los cálculos  biliares y renales, contracturas o calambres musculares y espesor inadecuado de la sangre. Las cargas que necesita las obtiene de  un constante flujo sanguíneo  y de las diferentes temperaturas de la misma sangre así como de una frecuencia eléctrica que recibe de nuestro sistema nervioso.

Teniendo en cuenta lo anterior, Ives México  buscó encontrar un calcio que ya tuviera estas cargas, con la finalidad de que sea un suplemento nutricional que realmente funcione, de ahí que este calcio esté dando los resultados que hasta hoy he comprobado en cada una de las personas en las cuales lo he utilizado como terapeuta.

Como dato importante este calcio se obtiene de los arrecifes coralinos de Okinawa Japón, sin  embargo, es importante cuidar que desde el proceso de su obtención hasta su envasado no pierda las cargas magnéticas que la misma naturaleza se encargó de otorgarle a través de las diversas temperaturas marinas así como de los diferentes tipos de fricción de los minerales del mismo océano sin olvidarnos de los rayos solares que alcanzan a recibir por la poca profundidad en la que se desarrollan.

Analicemos una patología en particular, la artritis, que se define como inflamación en las articulaciones; desde el punto de vista biofísico ésta se debe a la excesiva contracción de uno o varios de los músculos que sujetan a dos huesos en unión, ahora bien si el Ion 20 ( calcio) logra relajar ese o esos músculos contracturados, invariablemente dejará de formarse tejido de más, que si bien se forma para proteger a los huesos, no deja de advertir dolor en las personas con esta patología, aún cuando tal proceso sería intencionado por nuestro propio organismo para avisarnos que algo está fallando en cuanto a las cargas que requiere el calcio para funcionar en los músculos de todo nuestro cuerpo. Aquí precisamente es donde entra la sugerencia del Calcio Coral Ives además de la Linaza Canadian Ives, el Relax-B, la crema Wild Yam, el Inforce, y en casos muy avanzados el Carticat, sin omitir la sugerencia de un tratamiento completo en la clínica de nutrición biofísica Pure Life de Ives México.


Deja un comentario

Powered by http://wordpress.org/ and http://www.hqpremiumthemes.com/